Cavitación

Funcionamiento

La cavitación es un fenómeno físico, que se produce cuando el sonido se propaga a través de un líquido en forma de onda de choque; estas ondas, producen ciclos alternados de compresión y expansión. Si la onda de expansión es lo suficientemente poderosa pueden generarse presiones negativas que provocan que las moléculas empiezan a separarse formando "microburbujas" o cavidades. Estas microburbujas, respondiendo al campo de sonido en el líquido, crecen gradualmente durante los ciclos hasta llegar a un "tamaño crítico", esto produce que los adipocitos imploten y estallen y/o se rompa la fibrosis sin producir daños a los tejidos circundantes, provocando la efracción de la membrana de la célula grasa con la consiguiente eliminación del contenido lipídico que se desechará como glicerol. es decir, quedando a disposición para ser eliminada por procesos metabólicos y de drenaje.

Tratamiento

La cavitación no es un tratamiento para la pérdida de peso, es para la remodelación del cuerpo de forma gradual.

El máximo de sesiones por cada área tratada dependerá de cada cliente y no excederá en ningún caso de 8 sesiones seguidas en la misma área, entre cada sesión el cliente deberá esperar como mínimo una semana. Una vez completado el tratamiento, el cliente deberá esperar mínimo 8 semanas para volver a dar una sesión en dicha área.

Durante la sesión

-El cliente debe ingerir entre 50-80 ml de agua antes y después de la realización del tratamiento. Es recomendable que el cliente beba 2 litros diarios durante la realización del tratamiento.

-Este tratamiento siempre irá acompañado de un tratamiento de presoterapia.

Después de la sesión:

Están contraindicados durante 24 horas después del tratamiento, los baños de hidromasaje, saunas húmedas y secas, los masajes en la zona tratada, la exposición a la luz solar o a la energía solar.

Se recomienda que a los 8-10 días del tratamiento se realice un tratamiento de presoterapia para estimular la circulación linfática.

Se recomienda que el cliente no realice ningún esfuerzo físico en las siguientes 24 horas.

La cavitación debe entenderse como un tratamiento que ayuda a eliminar la grasa acumulada pero en ningún caso es un tratamiento para la pérdida de peso. Las personas, especialmente las mujeres, tienden a acumular grasa en zonas específicas del cuerpo.  Las zonas de grasa localizada pueden tratarse con la cavitación. Los resultados del tratamiento dependerán del estado inicial del paciente.
 Las sesiones recomendadas dependerán de cada persona, con un maximo de 8 sesiones por zona.

Este tratamiento también puede combinarse con otras tecnologías y así multiplicar los beneficios para sentirse mejor tanto por fuera como por dentro.

Para solicitar más información o una cita gratuita y sin compromiso puede ponerse en contacto con PHI Belleza Natural.

                           Teléfono: (+34) 644 777 085

                                            (+34) 954 005 016

                           Email: info@phibellezanatural.es

                           Dirección: Calle Virgen de la Cinta 1, local D, 41011, Sevilla